Logo
With shadow

LUNA CRECIENTE

Albariño 2015
Elaborado de forma tradicional para mantener las características del monovarietal, Luna Creciente es un albariño divertido y humilde surgido de viñedos situados en Arbo, junto al río Miño, en las tierras gallegas de Rías Baixas. Como una pequeña delicia dentro de la boca, se trata de un vino con recuerdos a fruta fresca de pulpa blanca, pera, citronella y algunos matices florales, que chispea en el paladar llenándolo de suavidad, elegancia y frescor.
Rías Baixas do
Vino Joven tipo
100% Albariño uva
6-8ºC servicio
13% alcohol
75cl. disponible en
Características: Elaborado con uvas de la variedad Albariño seleccionadas en pequeñas parcelas en el municipio de Arbo, en la Galicia interior, junto al río Miño, en la subzona del condado de Tea.
Vendímia: Para conseguir una uva equilibrada, la vendimia tiene lugar durante la segunda quincena del mes de Septiembre y de forma manual, preservando el buen estado del fruto. Previo despalillado se realiza un suave prensado de la uva, donde el mosto flor decanta de forma natural. Durante la fermentación la temperatura es controlada con el objetivo de respetar al máximo el potencial aromático de la variedad.
1
2
Nota de cata: Muestra en copa un tono amarillo ceroso con tímidos destellos verdosos. Apariencia limpia y brillante. De expresión muy varietal, fresca y jugosa, con una sugerente fruta de pulpa blanca junto a matices cítricos, apuntes herbáceos y unas leves notas florales. Una expresión aromática con un punto goloso. Dos impresiones inmediatas, suavidad y frescor, con un paso levemente untuoso, con una acidez compensada, aportando mucho frescor, retorrno de la nariz potenciando todas las sensaciones aromáticas, final con un toque amargo, y de muy buena persistencia.
1
2
3
Denominación: Esta Denominación se extiende por un conjunto de zonas gallegas con una serie de condiciones físicas comunes que identifican y originan las características de sus vinos. Se trata de tierras bajas, con poca altitud, próximas al mar y asociadas a los tramos inferiores de los cursos fluviales, lo que condiciona formalmente las características climáticas de influencia atlántica que se manifiestan en temperaturas suaves y precipitaciones elevadas y bien repartidas. Estas características climatológicas, unidas a la morfología de los suelos –pobres, ácidos, arenosos y delgados–, proporcionan a las uvas de esta Denominación de Origen unas características propias de aroma y frescura. Su cata deja clara una personalidad en la que destacan su color amarillo-pajizo y un aroma punzante, floral y afrutado que convierte estos vinos en los mejores embajadores de Galicia, fuera y dentro de España; vinos, en definitiva, que levantan su futuro sobre una tradición que ha formado parte de la vida de muchas generaciones de productores que han heredado el poder de la tierra en forma de oro líquido.
1
2